>
>
>
PUERTAS HERMÉTICAS CORREDERAS

PUERTAS HERMÉTICAS CORREDERAS

La apertura automática/manual y las puertas correderas de una/dos hojas son ideales para entornos donde es necesario controlar la contaminación por bacterias.

Se pueden instalar fácilmente en sistemas prefabricados o en otros tipos de pared. Hay dos versiones disponibles: una versión hermética y una sellada herméticamente.

Las puertas correderas se pueden activar automáticamente con elementos electromecánicos (con sistemas de control, regulación y vigilancia según las exigencias del contexto) o mediante  tiradores manuales.

La hoja corredera de la puerta se sella herméticamente contra el perfil del borde de la puerta que se abre durante la fase de cierre final mediante un movimiento deslizante y vertical hacia adentro.

La hoja se aproxima al marco y a la superficie del suelo con un golpe de hasta 20 mm y una inclinación de 45 º. El diseño especial del soporte y del carril permite el desplazamiento vertical e interior sin actuadores adicionales.

El cierre hermético, tanto en el marco como en el suelo, se consigue por compresión de los sellos especiales instalados en el perímetro de la hoja. En la parte inferior de la hoja hay perfiles de morfología especial sobre dos puntos de guía que ayudan a optimizar el cierre hermético.